Galería

¿Podemos usar los canales sociales occidentales para nuestras campañas de marketing online en China?

A la hora de elaborar un plan de acción para una campaña de marketing digital en redes sociales es imprescindible conocer por dónde se mueven los receptores de nuestra campaña y qué lenguaje usan para relacionarse. Es básico aprender a escuchar a nuestro público y saber conectar con él. Sin relaciones no hay negocio.

Se habla mucho en los medios de comunicación occidentales de que las redes sociales que normalmente usamos aquí están bloqueadas en China, se suele citar Facebook y Twitter cómo principales ejemplos de esta censura, pero ¿qué sucede con el resto?

Saber exactamente qué redes son accesibles o no desde China nos puede facilitar el proceso de selección de las que consideremos que se adaptan mejor al mensaje que queremos transmitir, y aumentar así las probabilidades de éxito de nuestra estrategia online.

Accesibilidad de algunos canales sociales occidentales en China

Evidentemente las redes sociales locales (Weibo, Douban, Renren…) tienen mayor cuota de mercado y siempre tienen que ser nuestra primera opción, pero a veces si nuestro producto o servicio está orientado a un target de consumidores muy, muy concreto puede ser interesante valorar la posibilidad de complementar las acciones en redes chinas con otras en redes de alcance más internacional.

Por ejemplo, todos sabemos que Baidu es el buscador de referencia en China, pero lo es entre otras razones porque contiene un número mayor de páginas indexadas en chino que Google, y éstas tienen más prioridad en las páginas de resultados que las escritas en otros idiomas. Parece lógico, por tanto, que los internautas chinos que buscan páginas en su idioma recurran mayoritariamente a él. Pero ¿haría lo mismo un turista chino culto, con un alto poder adquisitivo, que busca por Internet un hotel de lujo en la Costa Brava, no muy lejos de Barcelona, para pasar unos días con su familia? Seguramente no, porque pensaría que si realiza su búsqueda en inglés y en Google tendrá más probabilidad de encontrar resultados más relevantes, ya que la gran mayoría de hoteles europeos no tienen sus websites adaptados al público chino.

Con las redes sociales sucede una cosa parecida. Un internauta chino interesado en comprar un producto de lujo muy exclusivo en su próximo viaje a Paris, seguramente escuchará con más atención la opinión de los miles de seguidores de la marca en Facebook que no en Renren, donde la marca tiene escasa presencia, aunque los contenidos estén en inglés y sea necesario el uso de alguna aplicación informática para saltarse el bloqueo ejercido por las autoridades chinas en Internet.

Lo que quiero decir con esto es que no es conveniente cerrarnos puertas sin analizar previamente el perfil de nuestro consumidor y entender a fondo su comportamiento. Cada empresa es un mundo, y a veces las acciones más sencillas son las que producen los mejores resultados.

Anuncios

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s